Aprendizaje colaborativo

El aprendizaje colaborativo consiste en la participación de dos o más personas explorando soluciones para cumplir con un objetivo. Se ha demostrado que el trabajo colaborativo permite mejorar el rendimiento, mantener una motivación hacia el aprendizaje, tolerancia y capacidad de cooperar y aportar. La participación debe ser responsable, dinámica y eficiente.

Elementos de la metodología del trabajo colaborativo

  • Cooperación: Se comparten metas, recursos, logros y habilidades de trabajo en equipo.
  • Responsabilidad: Los estudiantes son responsables de las tareas asignadas al rol que desempeñan.
  • Comunicación: Estructuras de comunicación y organización.
  • Trabajo en equipo: Colaboración para resolver problemas por medio de aportes, diálogo, y compartir.
  • Autoevaluación: Se busca la efectividad en las acciones. Se determinan criterios para evaluar el trabajo.

Cuando se trabaja a distancia es necesario tomar en cuenta otros factores como los distintos horarios de trabajo, distancia física.

Cuando se trata de educación no presencial, son recomendables las siguientes técnicas:

  • Utilización de redes sociales
  • Conformación de sociedades de aprendizaje en grupos pequeños
  • Díadas. Agrupaciones por tareas o asignaciones especiales
  • Grupos de presentación y seminarios en línea
  • Desempeño de roles
  • Debates

Existen diversas herramientas que pueden utilizarse para fomentar e impulsar un trabajo colaborativo efectivo:

Blogs, wikis, foros, chats, mapas colaborativos, páginas web, grupos sociales, comunidades, diagramas, sitios de compartimiento de archivos, edición colaborativa en esquemas, dibujos, documentos, publicación de videos, caricaturas, infografías, etc.